Reforma de apartamento en Galaroza

Con este encargo se nos solicitó el diseño interior de la planta baja de un dúplex ubicado en Galaroza (Huelva). El edificio, de 30 años de antigüedad, se construyó siguiendo los códigos estéticos del momento. Esto, unido a disfuncionalidades relativas a la distribución de espacios, el aislamiento y el soleamiento, terminó por motivar la actual reforma.

La nueva distribución busca disminuir la presencia dominante del actual pasillo, que es sustituido por una vestíbulo con paredes revestidas en madera. En cuanto a las estancias se opta por hacer una inversión completa de los espacios, trasladando el salón hacia el extremo opuesto de la planta, orientándolo hacia un tranquilo patio trasero. Esta determinación libera la anterior habitación sin iluminación y ventilación del centro de la planta, permitiendo trasladar el dormitorio principal a la planta baja, ampliando así la planta superior.
Dada las condiciones de la planta, este es ante todo un proyecto de mobiliario. Galaroza es una localidad célebre por la calidad de sus carpinteros, y es en su pericia donde descansa la propuesta. Un único frente de mobiliario aglutina el almacenaje y la cocina en una secuencia de planos continua, desde la entrada hasta el balcón, cediendo así la centralidad de los espacios a la estancia.

Esta apertura propicia la entrada de luz opuesta a través de balcones y patios, donde se ubican las estancias vivideras, reservando por tanto las zonas más oscuras para usos subsidiarios. La materialidad clara y contundente se beneficia de esta luminosidad. El uso medido de la madera y el blanco, materiales elementales de la composición, simplifica las estancias de una planta no excesivamente holgada. Es en el dormitorio donde esta estrategia se expresa en toda su magnitud, aportando serenidad y apaciguando al lugar de descanso.

 

Guardar

Deja un comentario